Aquis Querquennis

Educación - AquisQuerquennis 3D

Conocer para valorar y así conservar y proteger

Aquis Querquennis, conocido coloquialmente como A cidá (en gallego «la ciudad»), es un complejo arqueológico romano formado por un campamento romano y una mansión-viaria, situado en la parroquia de Baños de Bande, en Galicia, a orillas del río Limia en el embalse de las Conchas. El campamento se estableció en el lugar para la construcción de la Via XVIII o Via Nova, calzada que comunicaba Bracara Augusta y Asturica Augusta. Ocupado entre el último cuarto del siglo I hasta los años 20 del II. La mansión-viaria era un hospedaje de viajeros en la citada calzada, ocupada en los siglos II – III. En el mes de septiembre del ano 2018 fue declarado Bien de Interés Cultural​

Atraviesa el lugar una ruta de peregrinación a Santiago de Compostela, conocida como «Ruta da Rainha Santa», nombre debido a la peregrinación realizada por Isabel de Portugal, en el siglo XIV y seguida en los siglos posteriores por numerosos viandantes. Tal ruta coincide en su tramo inicial hasta Bande con la citada calzada romana: Vía Nova y está a ser reivindicada como «camino jacobeo» por diversas asociaciones de la comarca.

En el lugar se encuentra el Centro de Interpretación Aquae Querquennae-Vía Nova, que alberga un museo y varias salas explicativas del complejo arqueológico.

Descubrimiento y excavación del campamento
Las primeras prospecciones las realizó Florentino López Cuevillas en la década de 1920, después de visitar el recinto el 5 de junio de 1921 con Ramón Otero Pedrayo, Vicente Risco y el abogado de Bande Farruco Pena2​. En 1949 fue inundado bajo el embalse de las Conchas, de Fenosa. Esta empresa autorizó las excavaciones a partir de 1975, bajo la dirección de Antonio Rodríguez Colmenero durante case veinte años, centrándose especialmente en el cuadrante noroeste. A día de hoy continúan bajo la mano de Santiago Ferrer Sierra.

Descripción del campamento
El campamento, que ocupaba una extensión de 2,5 hectáreas estaba rodeado por una muralla con forma rectangular y esquinas redondeadas. En la misma sobresalían torres defensivas cuadrangulares entre las puertas y en las esquinas. La muralla fue levantada con perpiaños pequeños de granito, unidos a hueso (encajados sin cemento), tenía 3,20 m de anchura y una altura próxima a 5 m., y estaba rematada por almenas semicilíndricas. El sistema defensivo poseía además un foso exterior con forma de V, con 5 metros de anchura y 3 m aproximadamente de fondo. Contaba con cuatro puertas monumentales, de las que se excavaron la Principalis Sinistra (puerta principal del lado izquierdo) y la Decumana, en el lado oeste. La Principalis contaba con dos huecos, uno de entrada y otro de salida. La Decumana era similar, pero con una única abertura. El sistema defensivo se completa con el intervallum de 11 m de anchura, un espacio de seguridad sin construcciones entre la muralla y la primera línea de edificaciones.

La mansión viaria
A escasos metros del campamento se encuentra la mansión- viaria. Sería la tercera desde Braga. En ella hay varias estancias, que se emplearían para hospedar a los viajeros que recorrían la vía romana y como cuadras para las caballerías. También se encontró un horno para cocer el pan y un pozo circular. Se conserva además un vestíbulo enlosado para acceder a la misma​.

Muy cerca de la posada se encuentra una zona de aguas termales, conocida como O Baño. En ella hay varias piscinas y bañeras de piedra, que son vestigios de un balneario que funcionó hasta la construcción del citado embalse de las Conchas. En el lugar estarían las termas romanas, pero todavía no han sido excavadas.