Aquis Querquennis

¿Por qué un campamento Romano en este lugar? - AquisQuerquennis 3D

Aquis3D 6 agosto, 2019 No hay comentarios

Ya muy avanzado el siglo I de la era, en los tiempos del emperador  Vespasiano, Roma decidió abrir una ruta más corta y directa entre Braga y Astorga, la llamada Via Nova, a través de las tierras interiores de la  Gallaecia, que inauguró en el año 79, en el nombre del emperador Tito, su legado y gobernador de la provincia de  Hispania  Citerior, Cayo  Calpetano  Quirinal  Valerio  Festo. Se trataba de una  necesidad sentida por todos los habitantes de la  Gallaecia, que Roma se  apresuró a  solventar, no solo para dar satisfacción a los indígenas demandantes sino también para acelerar el proceso de urbanización de estas apartadas comarcas y, al mismo tiempo, establecer un más idóneo control sobre los recursos mineros de la zona. El legado en persona, en medio de una comitiva de más de cien acompañantes, apareció por estas tierras para inaugurar la vía  en una atardecer de Agosto del año 79. Fue alojado en el  pretorio del campamento y,  despues de tres días de convivencia con los soldados, partió  para Braga, retornando, una semana después, desde la capital del convento para  Aquae  Flaviae (Chaves), donde tuvo que efectuar, también aqui importantes inauguraciones.

Fue por tanto, debido a las labores de  construcción de la vía que se asentó este campamento militar en las riberas del Limia, ya  en el extremo oriental del territorio de los  Quarquernos, por cuanto eran entonces los ingenieros y demás  técnicos militares los encargados de planificar y dirigir la  apertura de las nuevas rutas oficiales de Roma.

Por otra parte, el campamento de Aquis  querquennis  destaca por el  cuidado  geometrismo de su  planta y por la perfección del cinto defensivo que el  circunvala, del que la muralla, con sus imponentes puertas,  constituye un elemento destacado. De alta importancia es la cuidadosa atención  desplegada durante su trazado y , una vez finalizada a  obra, la admiración suscitada entre todos los habitantes de la comarca ante monumento tan singular. Incluso, entre los militares de la guarnición, era unánime a opinión de que superaba, tanto en eficacia como en belleza, a los establecimientos de naturaleza similar existentes en los  demás limites, pese a no tenerse empleado  argamasa de cal en el  amalgamamiento de los  mampuestos  graníticos.

Al  excavarse el sector  septentrional de la muralla se encontró, a la pie de obra, una  plomadilla  cónica, con enganche de hierro para la suspensión, que algunos creen  formaba parte de la  groma con la que fue trazado el campamento, así como  improntas de pies de  polipasto, indicio de los métodos  que los  constructores emplearon en el levantamiento de muros y puertas. Se comprobó también que el material empleado  en la erección de las paredes fue el granito, al mismo tiempo que se utilizó la teja para el  recubrimento de los edificios  prinicipales,  mientras que en otros  se recurrió a la paja para la misma finalidad.